martes, 16 de octubre de 2007

Trabajo para el profesor de Filosofía...

Biografía del autor.-

Juan Pablo Pimentel Villagomez fue arrojado a este mundo un martes 13 de diciembre de 1988, a los diez meses del matrimonio de sus padres, hijo de Santiago Pimentel Gutierrez y Ximena Villagomez Rios, ambos jóvenes e inexpertos universitarios de la facultad de derecho unidos por un profundo sentimiento de soledad, como no podía ser distinto, se divorciaron un año y medio después quedando Juan Pablo bajo la tutela de su madre.

Juan Pablo creció con su madre en la casa de sus abuelos en un ambiente parecido al de la segunda guerra mundial, el cariño existía, pero iba acompañado de los truenos y relámpagos de las discusiones de su abuelos (que también terminaron divorciándose) con sus tíos, de sus tíos con sus primas, de las primas con los abuelos y de los tíos con los abuelos otra vez, añadidos a la trifulca estaban los perros, las empleadas y los primos de los tíos que hacían la guerra a todo el mundo.

Ahora bien, Juan Pablo ocupaba un cuarto al lado del de su madre, en aquel cuarto existía un librero, herencia de su padre, lleno de toda clase de libros, herencia de su padre y su madre, digamos para hacer corta la historia, que el ambiente semi-bélico que lo rodeaba, sumado a una sobreprotección de su madre que creía que el mundo era esencialmente malvado y que lo obliga a estar casi todo el tiempo en su casa, combinado por una tendencia a ser un devora libros heredada por ambas líneas paternales y un librero de caoba gigante y repleto de todos los géneros existentes de literatura en su cuarto, lo arrastró irremediablemente a la desdichada condición del adicto a todo pedazo de papel con signos impresos en él.

El resto de su historia no es mas que una continuación de ello, su madre se volvió a casar con un hombre estricto y rudo, pero bueno, que nada tenía que ver con los pájaros de papel que volaban en la cabeza de Juan Pablo, tuvo tres hermanas a las que quiso mucho, y llevó siempre una vida desdichada en el colegio, donde su inmadurez recalcitrante iba acompañada de unos conocimientos totalmente incompatibles con su edad, hecho que incluso llegó a alarmar a una profesora semi-beata, que se escandalizó al saber que su alumnito de de tercero básico (ocho años) sabía perfectamente que eran los espermatozoides y para que servían, aunque no tenía una idea muy clara de lo que era el mecanismo sexual, hasta que una lámina a color de una enciclopedia le desveló el secreto mortal del por qué a los hombres se les crece súbitamente el pene y de que era lo existía bajo la mata de pelos entre las piernas de las mujeres… a los 9 años.

Tiempo después, siendo un completo inadaptado en el colegio, se enamoró por primera vez de una chica que sinceramente, no era nada del otro mundo pero bastó para transtornarlo, fue la clásica tormenta hormonal-emocional de los 13 años, que vino acompañada de las más patéticas muestras de afecto movidas por una concepción bastante cursi del amor, dicho en tres palabras: un fracaso total. Puede decirse que esto lo marco profundamente en cuanto a sus relaciones sentimentales, quedando lisiado de timidez emocional durante el resto de su vida (bueno al menos hasta ahora), no tendría su primera noviecita hasta los 15 años, cuando una muchacha mayor que él y que contaba con poderosas razones (dos para ser preciso, justo arriba del plexo) lo sacó de su inocencia atolondrada con unos besos apasionados que hubieran echo enrojecer de vergüenza a Marilyn Manson, fue muy poco lo que hizo el para llegar a esa situación, apenas mirarla con ojos de buey apunto de ser degollado; pero digámoslo en honor a la chica de las razones: lo quería de verdad, lástima que él no.

Así pues, entre página y página Juan Pablo descubrió una página de Internet y su vida nunca volvió a ser la misma… ya tenía cierta adicción a los juegos de estrategia por el sentimiento de gloria y grandeza falsas que le daban y que tanto le gustaban, sin embargo en el internet descubrió que existían otras personas que llevaban un existencia errante entre letras como él, así que fue inevitable que descubriera los foros, uno especialmente marcó el rumbo de su pensamiento hasta un tiempo relativamente reciente: la taberna del dragón, un tugurio de tipos que escribían un número inconcebible de incoherencias por segundo, saturadas de un humor del absurdo que francamente le encantó y que marcó definitivamente su estilo de escritura. Tiempo después descubrió los blogs, y su sentido social terminó de estropearse a los ojos del medio social “normal”.

Actualmente Juan Pablo Pimentel Villagomez sigue escribiendo y leyendo, para desgracia de la humanidad se enteró de cómo se creaba un blog y ahora lanza dardos esporádicos contra el buen gusto literario desde su macábra página:
http://www.borracherasinalcohol.blogspot.com, dardos de letras que su padre calificaría académicamente como “burreras” (si los leyera) y que su madre arrojaría a la hoguera (si los descubriera).




(Foto del sex simbol autor de esta biografia, van a disculpar el gesto pero me fue imposible encontrar una foto mía que no lo tenga)

6 comentarios:

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Buenísima la biografía del autor, la disfruté.

Un saludo.

Sebastian dijo...

Ingenioso como siempre.
Un fuerte abrazo.

Pablo Enrique Osorio Abud dijo...

Ah caray cumpa, si te apresurabas en llegar un dia antes hubieramos festejado el mismo día. Osá, yo soy del 12 dic 85.

Pero de todas formas, buena la bio y dele nomas a las teclas que dicen que si las tratas bien algo bueno sale de la pantalla y te abraza para siempre.

¿Será?

Juan Pablo dijo...

capsulita: disfrutarla era la idea, gracias por la visita

sebastian: bueno viejo, el que no tiene plata tiene pinta, el que no tiene pinta tiene gracia y el que no tiene ni pinta, ni plata, ni gracia... se las ingenia ¿no?

pablo: uju, que burrera, hubieramos sido tocayos de cumpleaños! pero no te lo tomes a lo personal, siempre llego tarde a todas partes.

*La Jefa* dijo...

miechi, esa miradita!

EL VENGADOR dijo...

Dentro tu biografia no he leido que hayas pasado hambre, hayas sentido la pobreza material, y te hayan hecho falta tus padres..... ERES UNO MAS DEL MONTON....