miércoles, 28 de noviembre de 2007

Respuesta a un artículo de Ventarrón , le he añadido algunas cosas mas, pero la idea es la misma.

Interesante tu punto de vista, pero no varía mucho del de la izquierda clásica, esa que toda la vida se ha estrellado contra las estructuras con muy pocos resultados positivos y con un costo inmenso.


No subestimes tanto las cuestiones regionales, son algo mas que un burdo entramado de unos cuantos encumbrados. Es un sentimiento común en muchísimas personas, te guste o no asi es, y eso solo la hace un motivo de peso sumamente importante ¿acaso no recuerdas a la unión soviética? ¿no te dice nada el hecho de que una superpotencia militar haya caido despedazada por la presion de los pueblos que la formaban?

Porque aquel, entre otras cosas, era un gobierno homogenizante como el nuestro, que buscaba imponer su punto de vista y su ideal de sociedad, mas que convencer a la población de que era el mejor, tachando a todos los que se le oponían de tiranos y esclavizadores del pueblo.

Craso error que ahora repite nuestro gobierno. Con esto no quiero decir que los actuales dirigentes de la opocisión sean unos modelos a imitar noi mucho menos, pero son una fuerza que ha sabido ganarse la confianza de sus respectivos pueblos (al igual que el gobierno en su momento) y tiene la misma legitimidad.

Al fin y al cabo, soy un firme convencido de que los pueblos tienen los gobiernos que merecen, la ambiguedad del pueblo boliviano, su falta de constancia en sus ideales, su ignorancia del sentido del sacrificio (a mi no me engatusan con los cuentos de "martires" apuesto lo que sea a que ellos no imaginaban siquiera su muerte, como nadie lo hace) y su continua superposición del bien personal sobre el bien público que se manifiesta en la escandalosa corrupción que hay en todos los estratos sociales... son las principales causas del malestar actual.

Nunca he creído que el pueblo sea una víctima inocente de sus gobernantes, ellos solo son la suma y multiplicación de todos sus errores y taras.

No pretendas ser tu el que decida lo que es bueno o malo para una sociedad, nadie tiene ese poder, y los que lo tuvieron han sido unos verdaderos monstruos.

Pero si lo que buscas es ayudar a remediar el lamentable estado en el que hemos venido a parar como pueblo, entonces estoy contigo.

3 comentarios:

(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Como dicen en "Los lunes al sol" de León de Aranoa (no soy literal): Lo malo no es que el comunismo NO funciona sino que el capitalismo SÍ funciona.
La idea de que no son los hombres los que orientan la sociedad y esta se orienta por sí sola como una maravillosa y mágica máquina es una idea liberal casi tan trasnochada como el comunismo soviético.

Juan Pablo dijo...

Exacto amigo, son los HOMBRES los que dirigen la sociedad, NO un gobernante o un partido de turno.

Se puede tratar de encauzar una sociedad para lograr determinados objetivos, lo que no se puede hacer es imponer ese ridiculo sistema en el cual el "caudillo" (o fuher en aleman) o el "partido" deciden que es lo mejor para nosotros.

Lamentablemente, parece que hay algunos señores en Caracas, La Paz y La Habana que creen saberlo.

(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Estados Unidos, Santa Cruz y San Francisco de Moxos también