miércoles, 23 de enero de 2008

Paternidad responsable


El día de ayer luego de un día de aprendizaje en el cual me dí cuenta de lo difícil que es el reportaje económico, llego a mi casa molido para darme de sopetón con la noticia de que soy padre.


...


Resulta que mis hermanas encontraron un pichón de gorrión en el patio de su escuela de manualidades y no tuvieron mejor idea que traerlo a casa para convertirme en "madro".

¿Que tal?

Ya había criado antes algunos pichones sin nido, pero este es un púber insolente con ínfulas de volar que ya no recibe ninguna comida de ninguna manera (especifico lo de ninguna ya que he intentado el metodo tradicional de alimentación de aves que ha ciertas personas produce algo de asco) y que ya varias ha intentado irse volando, y si no lo he dejado es por que en mi casa hay una gata con un complejo freudiano de tigre de bengala que lo convertiría en un dos por tres en una brocheta de plumas.

Ahora bien, como con el trabajo no tengo mucho tiempo para cuidarlo y a el cunumi desgraciado no le dan ganas de comer (si abre la boca es para decirme palabrotas en pajariano o para darse ínfulas de aguila imperial), ruego en la comunidad bloguera por alguien que tenga tiempo para mantenerlo vivo hasta que pase la lluvia, o por lo menos que me diga como obligar al insensato a comer.

No les pongo una foto del bicho este por que estoy sin cámara, pero nada más imaginense una bola de plumas con un complejo de suficiencia que no se equipara a su tamaño.

Que pendejito este.

4 comentarios:

[i] dijo...

jaja que divertido que eres. En todo caso felicidades por la nueva paterni/maternidad.

abrazos blogueros

*La Jefa* dijo...

un pichon??
dejenlo libre, esas cosas vuelan.
te mando un besoooooooooote!

Juan Pablo dijo...

[i] : Muchas gracias, por tu felicitación y por tu visita

jefa: no os preocupeis señora, la ave ya es libre

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Así que el irreverente pichón ya se fue. Grave eso de tratar con animales con complejos freudianos.

Te dejo un saludo desde Chuquiago.