lunes, 31 de marzo de 2008

La universidad que ví

Entré a la carrera de sociología.

Llevo tres semanas de clases y haciendo una radiografia de lo vivido, del trabajo que llevo haciendo con ahorabolivia y de las viscitudes diarias que me hacen concebir mi cerebro como un locoto revuelto en la licuadora infernal de la vida... pues bien, creo que he llegado a la conclusión de que son buenos tiempos, confusos, movidos y hasta algo frustrantes si, pero buenos.

Hasta ahora no he escrito nada de la universidad por que creo que es indescriptible, por via referencial (léase chismografia) he conocido tantas universidades como universitarios, y creo que no seré la excepción.

Omitiendo la impresión de los trámites de ingreso con sus interminables colas (esa sensación de formar parte de un rebaño) la imagen que tengo de mi facultad es buena, paso clases en uno de los módulos mas lejanos de los módulos lejanos, lo cual sería una molestia para cualquier persona que no viva a 4 minutos en micro o a 10 a pata de ellos como yo...

La infraestructura es buena nomás, bancos nuevos, pizarra plástica relativamente limpia, aulas grandes y una ventilación casi satisfactoria... en todo caso el hecho de que tengamos un curichi (porción de agua demasiado pequeña para ser una laguna y demasiado grande para un simple charco) justo atrás de nuestro módulo, donde anidan unos pajarracos insólitos llamados gallaretas (una especie de híbrido de pato con garza, mierda que mete bulla el bicho desgraciado) y donde crece una inusitada flora de sagitarias, arbustos cubiertos de huevos de sapo y plantas acuáticas de todo tipo da mucho panorama que ver. Todo muy lindo para verlo a través de la ventana, con el romántico olor de las emanaciones de metano del agua podrida llenándonos las fosas nasales e inspirándonos los más preciosos poemas malditos en tiempo de lluvias. Se ha intentado taparlo, pero los "chicos verdes" de la facultad de ingeniería ambiental y no se que mas vainas dicen que eso es un ecosistema... si claro, ahora les vamos a poner una tapa e' petos (nido de avispas) en cada baño para que les piquen la conciencia ecológica, a ver si no quieren destruir ese hábitat.

Ahora bien, los compañeros son en general gente tranquila, lo mismo los catedráticos, excepto uno que se pasa el tiempo hablando de lo mucho que sufrió cuando lo tuvieron 3 días encerrado en la prefectura por apedrear la casa del prefecto en las épocas del MNR e incansable en su propósito de decirnos lo malo que es el Imperio y lo buenos que son los izquierdistas de cualquier laya que sean... quitándonos horas de clase; bueno, clásico profesor zurdo de universidad pública latinoamericana, ya lo entendí, por lo que sé es eterno de antiguo en la U y sería muy estúpido intentar cambiar su opinión a estas alturas del partido, no soy tan pretencioso.

En fin, todo muy nuevo, todo muy interesante, muchas chicas lindas en la facultad (que queréis, soy un hombre de carne y hueso) mucha gente con ganas de ponerle empeño y mucho trabajo, esa sería, entodo caso, la universidad a la que voy, que al fin y al cabo es una mas de las muchas que hay en las cabezas de mis compañeros de semestre, cada uno la ve distintinto.

Ya se verá como va la cosa en los cuatro semestres y dos tercios que me faltan por cursar en mi carrera. Hasta entonces lo único que me queda por hacer allí es estudiar... y uno o dos pares de cosas interesantes mas.

4 comentarios:

Andrés Pucci dijo...

éxito en la carrera.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Elegiste bien. Yo pensé que ibas a estudiar comunicación social, pues tu talento para escribir es innegable querido Juan Pablo.

Dale, empezaste con pie derecho.

Un saludo desde Chuquiago.

Juan Pablo dijo...

Gracias a los dos.

Y no te preocupes vania, voy a hacer un pos-grado en periodismo, de dos años preferentemente por que lo que realmente me atrae en comunicación es escribir.

Ego Ipse dijo...

MIshhh... Suerte en los estudios, futuro colega...

Saludos